Somos esclavos de los algoritmos. Necesitamos serendipia

jueves, 22 de enero de 2015

Da miedo reflexionar sobre esto: 

"Nuestra vida virtual está dominada por los algoritmos, la automatización y la predicción. Un aburrimiento, sí, que además deja poco hueco a la innovación. “A medida que las respuestas originales se hacen menos frecuentes, las predicciones se convierten en hipótesis basadas en predicciones anteriores”, señala el ensayista norteamericano Nicholas Carr"




No dejemos que se pierda la serendipia, en serio. Sólo así descubriremos cosas sorprendentes que no tienen porque encajar en los algoritmos que nos definen y nos darán una visión no esperada, un encuentro espontáneo, un giro a nuestra forma de pensar, de opinar, de crear o de vivir, quién sabe.

Ya hablé hace tiempo del recomendado artículo "Serendipity in the age of convergence", tranquilos es bastante cortito, donde nos apunta a nosotros mismos como principales culpables de esta desaparición. Somos nosotros mismos quienes aplicamos todos esos filtros para recibir únicamente la información que nos interesa, perdiendo los descubrimientos inesperados y valiosos. Y por supuesto, nos hace creer que nuestra visión de la realidad es la válida.

¡Larga vida a la serendipia!


 Una serendipia es un descubrimiento o un hallazgo afortunado e inesperado que se produce cuando se está buscando otra cosa distinta. También puede referirse a la habilidad de un sujeto para reconocer que ha hecho un descubrimiento importante aunque no tenga relación con lo que busca. En términos más generales se puede denominar así también a la casualidad, coincidencia o accidente.
Vía Wikipedia

0 comentarios:

Publicar un comentario