El comienzo de la era post-smartphone

lunes, 15 de septiembre de 2014

Ahora que el siguiente gadget que parece imprescindible, y digo parece, es un reloj inteligente. Me quedo con la reflexión que comparte Nicolás Rivera en ALT1040 bajo el título: No usaré un smartwatch mientras tenga un smartphone en mi bolsillo.



Aquí un pequeño extracto del post para reflexionar:

"Todos los smartwatches presentados a día de hoy siguen sin aportar algo que justifique su compra. Sinceramente, ¿por qué gastar 300€ en un reloj inteligente cuando todo lo que queremos hacer, lo podemos hacer con nuestro smartphone, el cual vive en nuestro bolsillo continuamente? A mi, pocas razones –por no decir ninguna– se me ocurren.
El smartwatch debe ser independiente de nuestro smartphone

No voy a negar que, en determinadas ocasiones, resulta útil tener un reloj de esta categoría en la muñeca. Por ejemplo, es muy práctico tener las indicaciones de un trayecto en el reloj (ya sea mediante Google Maps o con Apple Maps). Pero insisto, son tan pocas las ventajas que aportan respecto a un smartphone que siguen sin justificar su compra –salvo que seas un geek o early adopter, claro–."


Por eso y hasta que realmente aporten opciones y mejoras que no haga cualquier smartphone, hay que pensarse muy bien si nos queremos gastar lo que cuestan. Ey! Pero todo esto no deja de ser un ciclo que ya hemos vivido cuando llegaron los smartphones y que han acabado sustituyendo a los ordenadores en muchísimas de sus tareas. La pregunta es: ¿se repetirá este ciclo? Me quedo con la frase que cierra el post al que hago referencia: "Bienvenidos al comienzo de la era post-smartphone."

0 comentarios:

Publicar un comentario