Pop up Culture: Abre, vende, cierra. Deliberadamente temporal

miércoles, 9 de julio de 2014

Una de las tendencias que más potencial tiene para sobrevivir en este mundo cada vez más dinámico es la cultura de los servicios Pop up. Algo que todavía es desconocido para muchos y que sin embargo no es nada nuevo, de hecho en 1999 la compañía californiana Vacant fue la primera empresa en desarrollar el concepto de Pop Up Shops o Temporary Stores. 

"Pop up" es un elemento emergente temporal, hasta aquí todo el mundo lo tiene claro. Pues bien, si cogemos este concepto de Pop-up y lo transferimos al mundo de los negocios, ya sean online u offline, obtenemos un nuevo modelo basado en "abrir, vender, cerrar" que tiene demasiadas ventajas como para ignorarlo:

- Agilidad y rapidez para crearse y modificarse.
- Capacidad de satisfacer las necesidades y modas más espontáneas, variables y repentinas de clientes y usuarios.
- Tienen un punto experimental que permite innovar sin demasiado riesgo.
- No sería necesaria una complicada planificación previa como tienen los negocios clásicos.

Probablemente en los próximos años asistamos a su asentamiento definitivo para acabar con la falta de dinamismo y la lentitud que tantas veces impiden desarrollar proyectos que acaban muriendo ahogados por los trámites.

Un fantástico ejemplo es la plataforma We are Pop up donde no sólo se anuncian tiendas, sino que aquellos que tienen un espacio disponible, ya sea una simple mesa o estantería, y aquellos que quieren montar su tienda Pop-up pueden contactar.


Bienvenida sea la temporalidad. 


0 comentarios:

Publicar un comentario