Lo importante no será la privacidad sino la reputación

lunes, 16 de septiembre de 2013

Ojito con el rastro que vamos dejando en la red, que nunca está de más recordar que es la mayor hemeroteca que existe, no ya porque nuestra privacidad se pueda ver comprometida en algún despiste que tengamos al etiquetar una foto o compartir una ubicación... sino porque con cada acto público que hacemos en la red estamos forjando nuestra reputación online y ésta reputación, tal vez, valdrá más que la propia privacidad.

Aquí va un brevísimo extracto de la entrevista en El País a Genevieve Bell, antropóloga que trabaja en Intel con sus ingenieros para ayudarles a diseñar tecnologías que se integren en nuestra vida para hacerla más fácil. La entrevista completa aquí: “Lo importante será la reputación, no la privacidad”


P. ¿Cómo imagina la interacción del futuro?
R. Sin hacer nada. Estamos ante una nueva generación de aparatos con los que se va a interactuar de manera constante e imperceptible. Por ejemplo, tu móvil sabrá que estás haciendo una entrevista y no te interrumpirá con mensajes de WhatsApp (como estaba pasando)... Ya hay algunos servicios de Internet que ‘te cuidan’ como Amazon o Netflix, que te van conociendo y sugieren o guían según tu comportamiento. Este es solo el principio. Nos obsesionamos con la recolección de datos, cuando se demuestra que lo importante es saber analizarlos.

P. Con tanta recolección y análisis de datos, ¿dónde queda la privacidad?
R. Hay que pensarla en cada contexto. La privacidad al final la forman pequeños trocitos, datos sueltos. Creo que en el futuro, lo importante va a ser la reputación, que se construye precisamente con eso, sumando las partes y sacando conclusiones, y no la privacidad. Eso no significa que no haya fronteras, hay que educar al consumidor sobre qué es adecuado en cada contexto.



0 comentarios:

Publicar un comentario