La exclusividad huele a rancio

jueves, 30 de mayo de 2013

Ahora que Apple deja caer que hay posibilidad de que su nuevo iOS 7 sea más abierto que los anteriores leo varios titulares que declaran que la manzana ha perdido la magia. ¿Casualidad? Tal vez Apple se ha dado cuenta que su blindaje y exclusividad, y no hablo de software, no le beneficia para mantenerse líder y que la apertura empieza a ser una estrategia necesaria.

En el artículo Apple: diez problemas y una solución sugieren una idea realmente interesante, la posibilidad de un "Apple Eco" que no es otra cosa que una línea Económica de la manzana:

"Fue la primera compañía mundial por su valor en bolsa. También consiguió la popularidad mundial; pero una mayoría nunca puede pensar diferente, como dice su eslogan. La diferencia, por principio, tiene que ser minoritaria. No se puede pretender a la vez poseer popularidad y exclusividad. O masa o élite. Hay que elegir uno de los dos caminos."
Y de los dos seguramente el de la popularidad es el que va más acorde a los tiempos que vivimos, donde es precisamente la masa la que está reinventándose y descubriendo su potencial.

La bajada de precios no debe ser una única solución, incluso es probable que no sea la solución, pero quizás un buen as en la manga para lograr subsistir sea sacar una línea económica para llegar a todos aquellos que quieren tus productos pero, no ya porque no puedan pagarlos, sino que pudiendo no quieren pagar 700$ por un smartphone cuyo nuevo modelo saldrá apenas nueve meses más tarde.

La reflexión no es montar una empresa low cost, es que las grandes empresas ya instauradas y dominantes empiecen a ofrecer servicios con una línea económica y coherente, tal vez pagando sólo por el uso que hacemos, como ocurre con la última idea en el sector de los seguros de coche de pagar sólo por kilometros recorridos.

Debería poder existir una convivencia de precios tan variados como la propia demanda de los clientes. En un mundo tan abierto, conectado y predispuesto a brindarnos a todos oportunidades, la exclusividad se convierte en algo que huele a rancio y desfasado llegando incluso a volverse en contra como le ha pasado a Abercrombie&Fitch cuya exclusividad, ya de antes criticada, al final  ha provocado reacciones y campañas como #FitchTheHomeless.

Puede que haya llegado el momento de plantearse dar vida a líneas adsequibles para todos. Porque "Eco" hasta ahora ha sido de Ecológico, pero también debería empezar a significar Económico.


0 comentarios:

Publicar un comentario