Cómo funciona la creatividad

miércoles, 3 de abril de 2013

Una de mis gurús predilectas es Dolors Reig, quien compartió en su blog el post titulado "8 claves para ser genios" donde explica cómo funciona la creatividad. Aunque os recomiendo leer el post completo, aquí va un extracto de algunos de los más interesantes:


El propio sistema funcional en nuestros cerebros, inhibe lo racional cuando lo creativo se desarrolla. 
También ocurre a la inversa. Así, hay momentos en los que la creatividad fluye de tal modo que lo racional se debilita incluso hasta llegar a desaparecer y momentos en los que es el foco, la razón, las que parecen imponerse.

De ello deriva el efecto motivacional de la creatividad. Y es que cuando somos optimistas, cuando nos consideramos afortunados tendemos a observar el mundo que nos rodea de forma amplia y creativa, vemos soluciones en lugar de problemas, oportunidades en lugar de amenazas.

La expresión creativa sirve de gestión de emociones.
Descargándolas cuando nos sobrepasan o liberándolas en productos creativos de especial relevancia. También en este caso es probable que el divorcio entre autoreflexión y creatividad tenga un papel importante: ser creativo podría, como sabemos todos/as los que en algún momento hemos utilizado la poesía u otras formas de expresión artística para aliviar distintos pesares, ayudar a distanciarse de los mismos.

Recontextualizar para crear.
Se trata de cambiar de marcos, de recontextualizar las cosas para liberar nuestro potencial creativo aunque requiera el esfuerzo de salir de nuestra zona de comodidad (hemos hablado en otras ocasiones del sesgo de confirmación, de cómo tendemos a confirmar constantemente las creencias que ya sostenemos).

Nuestro cerebro está preparado para la innovación.
No solo porque, como veíamos, los lóbulos frontales que se encargan de la creatividad apagan las partes dedicadas al autocontrol sino a partir de muchas otras evidencias. Conectar ideas que no combinan de forma obvia es una de las bases del humor, de los chistes. Ocurre en ese caso, como cuando completamos de forma súbita un puzzle o entendemos de golpe algo que nos había costado antes (los denominados “insights”), que se libera incluso la dopamina que nos hace sentir mejor.

Las creencias son importantes.
Como dirían los puntos de vista más cognitivistas de la psicología, se es creativo cuando se cree serlo.



Éste último punto es el que más me gusta, la firmeza de creer en nuestras posibilidades, y no ya sólo creativas, las favorecerá.

0 comentarios:

Publicar un comentario