Insistir, persistir y resistir

martes, 31 de enero de 2012

Y ahora llega el momento de insistir, persistir y resistir, supongo. Tres palabras imprescindibles para los días que vienen.

En la tremenda vorágine de cierres y derrotas y trabas al avance por parte de los que no saben cómo avanzar, yo me acuerdo, quizá sin motivo aparente, de Maria Moliner en esto de insistir, persistir y resistir. Recuerdo que la oí nombrar por primera vez en la facultad de periodismo. Y de pronto vuelve a mi memoria como la describió la profesora: "una mujer que escribió un diccionario en su casa mientras zurcía calcetines." Que insistencia más maravillosa en lograr lo que quería.

García Márquez escribió de ella en un gran artículo:  “Escribió sola, en su casa, con su propia mano, el diccionario más completo, más útil, más acucioso y más divertido de la lengua castellana”. Una obra que comenzó a los 51 años, ahí es nada.

Moliner persistió y resistió en su idea de dar vida a su propio diccionario que además cuestionaba directamente al diccionario de la RAE. Y ahora que muchos cuestionan los nuevos modelos de negocio que se enfrentan a las instituciones más clásicas, incluso lo que aún no se han implantado y quedan en borradores, hay que imaginar una vuelta de tuerca, un desafío a lo establecido o simplemente una propuesta personal de cómo nos gustaría que fueran las cosas. Moliner quería su diccionario y trabajó en él.

Ella encontraba la mayoría de las palabras en los periódicos "Porque allí viene el idioma vivo, el que se está usando, las palabras que tienen que inventarse al momento por necesidad" Y curiosamente en eso mismo estamos ahora nosotros, en inventar las herramientas, las palabras y las colaboraciones con las que queremos trabajar y que surgen por demanda y necesidad. Y en cambio, ellos, los estáticos son como la RAE, prefieren seguir viviendo de sistemas que están al borde de la muerte.

Tal vez el paralelismo solo este en mi cabeza, pero me resulta un ejemplo inspirador para resistir e insistir. Ella en esta foto, trabajando para hacer las cosas como creía que debían ser, para ofrecer una alternativa, como muchos de los que apuestan por la Nube, por las alas libres de una red colaborativa, por la no censura que tanto quieren implantar y algunos gobiernos mantienen, mirad a Yoani Sánchez desde Cuba.



Hoy, son otros los que también intentan hacer las cosas a su manera, Paulo Coelho que ofrece su último libro gratis en Pirate Bay, un ejemplo para ti y los que son como tu, querida Lucía, que eres un poco como la RAE. O los músicos Coldplay que no dejan de innovar en el mundo de la música. Los nuevos portales que nacen basados en modelos de negocio que adaptar al siglo XXI la industria del cine: Youzee o Voodler.

Y cada paso que damos debe ser como una de las fichas con palabra nueva con las que Moliner iba completando, con insistencia, su diccionario.


0 comentarios:

Publicar un comentario