Nuevos ojos para ver viejas ideas: invita a los recién llegados a las reuniones

jueves, 15 de septiembre de 2011

Leyendo el post "La creatividad, un pilar clave para la organización" encuentro un frase que me llama la atención especialmente, pues remarca algo tan evidente e interiorizado que hace que lo tengamos muchas veces olvidado:

"La creatividad en las empresas no sólo apunta a inventar cosas nuevas, sino también a traer ideas pasadas a nuevos productos y escenarios, y a crear combinaciones atractivas de viejas ideas."



Las ideas pasadas, están ahí, siempre han estado ahí, pero a veces se vuelven transparentes antes nuestros ojos. Quizá porque estamos demasiado concentrados en la tarea del día a día, quizá porque nos falta coger de nuevo distancia para tener una visión más global.

Pero hasta aquí no estoy diciendo nada nuevo. 

Lo interesante sería plantear un cambio, “es necesario unir a expertos que saben todo lo que se debe y puede hacer en un ámbito, con novatos, que vienen con ojos frescos y sin conocer los límites”

Y qué pasa si las compañías invitan a sus becarios, a sus recién llegados, a las reuniones sobre innovación y creatividad, para aportar ideas o para recordarnos esas que se nos han "pasado por alto" porque las vemos todos los días.

El 71% de las ideas proviene de los trabajadores, lo dice Xavier Sala i Martín, economista y experto en competitividad global, pero son cada vez más los estudios que hablan de las ideas provenientes de los empleados que a día de hoy, siguen teniendo un aporte muy limitado. Un potencial que muchas empresas están dejando pasar por alto, ya que tan sólo un 8% de las ideas proviene del I+D.

El novato te puede abrir los ojos. El chico de las fotocopias, el empleado callado del fondo de la sala, el que acaba de entrar por la puerta que trae un cuaderno en blanco sin garabatos. Ojos limpios.


0 comentarios:

Publicar un comentario