A dos clicks de distancia.

martes, 19 de octubre de 2010
Es verdad que las bondades del social media se convierten en una lista bastante larga, pero algunas de sus desventajas son sin duda muy negativas.

Más allá de los problemas serios como pueda ser privacidad, venta de datos de usuarios, etc... hay un problema que seguro muchos hemos pensado o sufrido: Ahora romper el contacto definitivo con alguien agregado a tu red social es a veces imposible.

Me explico. Leyendo el artículo "Facebook y el fin de los ex" donde cuentan la experiencia de dos personas que deciden poner fin a su matrimonio de forma cordial y manteniendo ambos la amistad en Facebook. El continuo conocimiento de uno sobre la nueva vida del otro ya sea por fotos que cuelga, comentarios de amigos en común, eventos a los asistirá o tal vez asista...
le impiden decir un adiós para siempre y creo que dejan claro que tendremos que ir acostumbrandonos a esta "dificilísima"desconexión.

Os recomiendo leerlo.

Pues bien, lo que me parece realmente interesante es que te das cuenta como ahora "Las redes sociales hicieron el «hasta nunca» imposible." Es concreto la titánica Facebook, donde tal vez puedas eliminar a un contacto (expareja, exjefe, examigo, excompañero de trabajo) pero si tenéis amigos en común seguramente ese adiós definitivo nunca se produzca.

Seguiremos leyendo sobre los que no queremos leer, aunque lo elimines. Los amigos en común subirán fotos, comentarán, etiquetarán... Te lo encontrarás suscrito en las mismas páginas que tu, le invitarán a los mismos eventos... y así tendremos todos que acostumbrarnos a pasar con el ratón por encima de toda esta información tratando de ignorarla.

No sé, quizá sea un poco negativa, reflexiono... :)

0 comentarios:

Publicar un comentario