Redes Sociales y Trabajo: Seamos discretos.

martes, 16 de febrero de 2010
Interesante titular en Bitelia:

"Un 8% de empresas estadounidenses han despedido empleados por “mal comportamiento en redes sociales"

Esto sólo significa una cosa y es que hay que tener cuidado -Mucho cuidado- con lo que publicamos en nuestros perfiles de las redes sociales en las que participemos: Twitter, Facebook, Flickr, etc...

Creo que la posibilidad de ampliar nuestra networking o simplemente estar en contacto con quien queramos a través de las redes sociales es una ventaja demasiado grande y beneficiosa como para "dejarlo pasar" y no montarnos en la ola de la conectividad.

Por qué no hacer partícipes a nuestros amigos, familiares e incluso compañeros de trabajo de todo lo que nos interese o forme parte de nuestra vida y gustos. Además cuanto mayor sea nuestra red de contactos mejor. Hay que tener amigos hasta en el infierno, no?

La cuestión es: Discreción

Hay que ser discreto y tener un poco de sentido común, no creo que sea una cuestión de falta de privacidad de las redes sociales o de tener que autocensurarnos. Nada de esto. Es simple, si agregas a tu jefe, abstente de hacer determinados comentarios si sabes que puede tener acceso a ellos, si quieres hacerlos no lo agregues. En muchas redes sociales, como por ejemplo Facebook, podemos limitar qué grupos o personas pueden ver qué cosas, de modo que tan sólo hay que ajustar las opciones de privacidad. Pero en aquellas redes donde todo es público, una opción posible es crearse dos perfiles: uno personal y otro profesional, lo cual es especialmente útil para generar el contenido que queremos poner en cada uno de ellos.

En cualquier caso, debemos ser conscientes de que la falta de discreción o prudencia o ganas de exhibirse o llámalo como quieras, que tienen muchos usuarios, convierte a las redes sociales en el delator perfecto. Estoy completamente de acuerdo con que una empresa tome medidas si un empleado suyo malgasta las horas de trabajo sin hacer nada más que comentar el fin de semana con sus colegas y etiquetarse en fotos y sobretodo si deja al descubierto información interna de la empresa. Lo que se ha convertido en uno de los mayores riesgos.

Pero con lo que no estoy de acuerdo es con que una empresa tome medidas o se "ofenda" por que un empleado publique una opinión personal en su perfil personal en alguna red social. En cualquier caso, lo mejor para evitar problemas y poder sentirnos libres para compartir lo que nosotros queramos es tener muy claro quién va a poder ver nuestras publicaciones. Somos los únicos responsables de qué decimos y dónde lo decimos.

También es interesante la reflexión que ha hecho sobre el tema Pepe Flores en ALT1040

0 comentarios:

Publicar un comentario